COMPROMISO MADISON MEWS

 

Los nuevos hábitos de consumo y la profunda transformación social que estamos viviendo en 2020 exigen una adaptación del modelo de negocio textil tradicional hacia la transparencia, sostenibilidad y responsabilidad. 

 

Uno de los pilares de Madison Mews, desde su creación, es el compromiso medioambiental, social y económico con un cliente mucho más sensibilizado y con una sociedad bien informada y concienciada.

 

Para desarrollar y aplicar estos valores con la mayor trasparencia posible adquirimos el compromiso de realizar una memoria de sostenibilidad anual analizando una serie de factores que hemos identificado como determinantes a lo largo de la cadena de valor:

 1) Clientes: Número de clientes y número de países donde vendemos

 2) Proveedores: número de fabricas utilizadas y localización así como la   trazabilidad de la cadena de suministro

 3) Producción: unidades fabricadas, modelos diseñados, materiales y tejidos utilizados

 4) Distribución: puntos de venta, packaging y transporte

Hemos ponderado de la misma forma el impacto en el medio ambiente como el compromiso social e intentamos fomentar las relaciones entre personas, conjugando crecimiento económico y respeto ambiental con bienestar social, fomentando el mantenimiento y la creación de empleo y protegiendo la seguridad y la salud de las personas. De esta manera el valor de nuestros productos no es sólo función de su precio sino también del significado que los clientes reconocen y aprecian en su decisión de compra.

 

Nos decantamos por la eliminación del uso de plásticos en las operaciones logísticas mediante la utilización de sobres biodegradables y compostables hechos de almidón de maíz.

 

Diseñamos prendas unisex y creemos que la igualdad entre géneros no es solo un derecho fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo próspero y equitativo, además es esencial para el desarrollo sostenible de la sociedad. Para garantizar una buena experiencia de compra unisex contamos con aplicaciones que seleccionan la talla basada en parámetros biométricos.

 

Por último pero, no por ello menos importante, adquirimos un compromiso con nuestro país. Comenzamos nuestra actividad en 2019 con un reducido número de clientes en España. Seleccionamos a 3 proveedores para confeccionar nuestras prendas con fábricas en Alicante, Valencia, Madrid y Barcelona. Nos planteamos el uso de proveedores internacionales por el mayor abanico de opciones de compra a precios reducidos pero España tiene una tradición y cultura textil importantísima y de gran calidad. Nuestros proveedores son talleres de tipo familiar y pequeñas empresas que cuentan con instalaciones que cumplen con los estándares europeos del Derecho del Trabajo y ofrecen condiciones laborales dignas acordes a su ámbito de experiencia y por encima del mínimo. En 2020, durante uno de los períodos más adversos de la historia de nuestro país, nos reafirmamos en aportar nuestro granito de arena para proteger el trabajo de nuestros colaboradores.

 

Esto es solo el punto de partida y, somos conscientes de que nos queda un largo camino por delante, pero afrontamos el reto con humildad e ilusión.